Historia de la barrera cutánea

Cara y Cuerpo: diferente piel para diferentes partes del cuerpo

Mientras apreciamos los beneficios del cuidado diario de la piel de la cara, el resto de nuestro cuerpo es más propenso a estar descuidado, especialmente durante las estaciones más frías.Aunque nuestro cuerpo está protegido por la ropa y menos expuesta a los elementos externos, también tiene necesidades vitales relacionadas con la hidratación, nutrición y tonificación

Comparado con la piel en nuestra cara, la piel de nuestro cuerpo en algunas zonas es delgada y los lípidos concentrados en la epidermis son menores. Por lo tanto, se encuentran menos preparados para soportar todo tipo de agresiones, y es más probable que sufran de sequedad y deshidratación.

Objetivos de cuidado

Cuidado Facial
Cuidado de cuerpo

Mantener o restablecer el equilibrio de la piel para conservar un aspecto juvenil
- Aspecto:radiante, brillante, más clara
- Apariencia: sin manchas
- Textura: suave, firme, con tonicidad

Control de los trastornos fisiológico (sequedad, hiperseborrea, sensibilidad, etc)

Prevenir, minimizar o corregir los defectos de la piel y manejar las deficiencias relacionadas con la edad

Mantener o restaurar una hidratación óptima de la epidermis para conservar su suavidad, elasticidad, firmeza y tonicidad.

Control de desorden fisiológico (sequedad, hiperactividad)

De acuerdo a la edad: prevenir deshidratación (19-30 años); luchar contra la flacidez de la piel (30-35 años de edad); retrazar la aparición y evolución del envejecimiento de la piel (más de 35 años)