Historia de la barrera cutánea

La piel: un órgano complejo

Tu piel es el órgano más largo de tu cuerpo


- Tiene una superficie de aproximadamente 2.5 m2 de promedio en un adulto

- Representa cerca de 10% del peso de tu cuerpo


La piel está compuesta por tres capas superpuestas, cada con una única estructura y funciones específicas:

- Epidermis (la capa del extremo de tu piel) forma una barrera protectora hecha por queratina y lípidos;

- Dermis, que contiene folículos de la piel, glándulas sudoríparas y glándulas sebáceas, es el cuerpo (y de la piel) reservorio natural de humedad;

- Hipodermis funciona como el almacenamiento más grande de energía del cuerpo

Más que una capa exterior, la piel juega un papel vital:

- Protección: por su resistencia al agua, flexibilidad y resistencia, su piel protege el cuerpo contra las agresiones del medio ambiente

- Sensación: nuestra piel contiene una variedad de terminaciones nerviosas que transmiten información importante sobre el ambiente externo como el calor, dolor, etc

- Intercambio: nuestra piel permite intercambios entre nuestra piel y el mundo exterior


La piel, y más específicamente la epidermis, ayuda a limitar la pérdida de agua de tu cuerpo.

Este papel vital está asegurado por una estructura de capas múltiples hechas de lípidos. Cualquier cambio a esta barrera hidratante (también conocida como barrera lipídica) puede resultar en una mayor pérdida de agua y deshidratación de la piel. Hay muchas causas diferentes para la deshidratación, tales como:


- Factores externos: agresiones climáticas y ambientales (frío, viento, sol, calor, contaminación ...), las agresiones mecánicas (afeitado, depilación con cera, la fricción ...), las agresiones químicas (jabones comunes con pH inadecuado);

- Los factores internos: físicos (edad, sexo), patológicos (quemaduras, vómitos), el tabaquismo, factores genéticos, etc.


* Referencia Wolf, Hoeger, JDDG 7, 50-60 (2009)